Cómo está cambiando el modelo sanitario actual para los jóvenes

Blog

Desde COVID-19 (e incluso antes), cada vez más pacientes recurren a una asistencia sanitaria híbrida que satisfaga sus necesidades. La atención sanitaria híbrida combina las ventajas de la telesalud a distancia con los aspectos prácticos de la atención presencial.

Por Thomas Shaffer

Es el camino del futuro, y las instalaciones de todo tipo, incluidos los campus escolares, se están subiendo al carro.

Desde la década de 1970 hasta la de 2010, los modelos sanitarios estadounidenses cambiaron bastante, pero seguían funcionando con una mentalidad centrada en gran medida en los centros sanitarios. La atención "tradicional" exigía a los pacientes desplazarse al médico y dedicar tiempo a buscar ayuda, a menudo a un precio elevado.

Como sociedad, hemos avanzado hacia algo diferente, en gran medida gracias a los parámetros de seguridad establecidos durante COVID-19. Con una mayor necesidad de flexibilidad, los servicios híbridos saltaron al primer plano (y ahí se han quedado). Esto es especialmente cierto cuando se consideran los servicios híbridos de salud y bienestar para niños.

He aquí cómo está cambiando radicalmente la atención sanitaria a los niños y qué podemos esperar del futuro de la atención sanitaria híbrida en las escuelas.

Soluciones innovadoras para mejorar la accesibilidad

La atención pediátrica está evolucionando. El tema principal de este cambio es ofrecer más opciones de accesibilidad a niños y padres, porque recibir asistencia sanitaria de calidad no debería ser un reto.

Los cuidadores modernos están cada vez más ocupados con carreras exigentes, responsabilidades domésticas y llevando a sus hijos al colegio y a actividades extraescolares.

Para aumentar el estrés, un estudio de la Asociación Americana de Psicología reveló que el 39% de los padres que trabajan tienen dificultades para encontrar una guardería de calidad que les ayude a sobrellevar la carga. Así que, cuando un niño muestra signos de alguna dolencia mental o física, la visita al médico se convierte en un bache más en una agenda que ya consume mucho tiempo.

Afortunadamente, la telesalud está provocando un gran cambio en la asistencia sanitaria. Se trata de atender a los estudiantes y sus familias allí donde están, en lugar de obligarles a buscar atención en un centro y ajustar toda su rutina.

Las visitas de telesalud permiten a los padres asegurarse de que sus hijos reciben la atención sanitaria que necesitan, eliminando las barreras geográficas, permitiendo horarios flexibles, ofreciendo servicios esenciales de salud mental y proporcionando una educación sanitaria crucial.

Servicios gratuitos o de bajo coste para todos

La sanidad en Estados Unidos es históricamente cara. Por desgracia, cuando se trata de la atención sanitaria de los jóvenes, los elevados costes son una carga para muchos padres que buscan opciones para mantener a sus hijos mental y físicamente sanos.

El modelo sanitario actual está cambiando. Cada vez se pone más énfasis en garantizar que los servicios sean rentables, haciendo hincapié en proporcionar ayuda económica a los jóvenes y sus familias.

La telesalud lidera el movimiento hacia un modelo sanitario más asequible al ayudar a los padres a eliminar los costes de las visitas presenciales y los gastos de desplazamiento. Además, se ha comprobado que la atención en persona es mucho más cara que las visitas de telesalud, unas cuatro veces más.

Aunque las soluciones sanitarias híbridas ofrecen opciones menos costosas para garantizar la salud y el bienestar de los niños, esto no significa sacrificar la calidad de la atención en nombre de la asequibilidad. Los modelos de telesalud y atención híbrida ofrecen una calidad de atención aún mayor al facilitar el acceso de los pacientes a los proveedores.

Dar prioridad a las visitas periódicas de bienestar

Cuando se trata de la salud y el bienestar de los niños, es importante centrarse en ofrecer visitas periódicas y exhaustivas, no sólo atención "cuando sea necesario".

Los niños en edad escolar se encuentran en un momento crucial de su desarrollo. Las revisiones periódicas son esenciales. Las investigaciones han descubierto que las visitas rutinarias de bienestar reducen significativamente las hospitalizaciones y las visitas a urgencias de los jóvenes, lo que aumenta enormemente su seguridad.

Estas visitas de bienestar incluyen revisiones rutinarias de la vista y el oído, para tratar posibles problemas antes de que se agraven. Los controles del crecimiento, el desarrollo y las constantes vitales garantizan que los niños se desarrollan a un ritmo saludable. Además, las visitas de bienestar pueden incluir exámenes de salud mental, revisiones de escoliosis y actualizaciones de vacunas.

Estar al tanto de las revisiones rutinarias es un enfoque necesario y proactivo. Sienta las bases de una vida adulta sana al ayudar a detectar y prevenir posibles problemas de salud.

Por desgracia, por muy importantes que sean los exámenes periódicos, muchos niños no se los hacen cuando deberían. Los padres luchan por encontrar el tiempo y los recursos necesarios para incorporarlos a sus ya ajetreadas rutinas. Esa es otra razón por la que muchos padres recurren a la sanidad híbrida. La telesalud ofrece una opción perfecta para las revisiones frecuentes, ya que reduce barreras como los costes y los conflictos de horarios. Para los padres que trabajan, lo más lógico es acceder a profesionales de la salud a distancia y en función de las necesidades.

Incorporar el bienestar integral a las escuelas

La atención sanitaria a los jóvenes debe empezar donde ellos están: en las escuelas. No todos los niños tienen fácil acceso a los servicios sanitarios. Pueden carecer de los medios de transporte necesarios o tener padres ocupados que se esfuerzan por ausentarse del trabajo para acudir a las citas.

Ningún niño debería perderse una adolescencia sana y bien cuidada por motivos ajenos a su voluntad. La mejor solución es ofrecer soluciones sanitarias de primera categoría, como las clínicas escolares híbridas. Mejoran la accesibilidad, tienen primas bajas o gratuitas y permiten realizar cómodamente las revisiones rutinarias. Además, los mejores modelos de atención sanitaria híbrida garantizan que los niños no sólo reciban apoyo físico, sino también revisiones de salud mental.

Estados Unidos se enfrenta a graves problemas sanitarios a raíz del COVID-19, pero, afortunadamente, hay iniciativas que pretenden llevar la asistencia sanitaria directamente a los niños en las escuelas.

La demanda de soluciones híbridas no hará sino crecer. No es un cambio que podamos ignorar, por el bien de nuestra sociedad en su conjunto, pero sobre todo por el de la próxima generación.

Thomas Schaffer es presidente de Campus Clinic, una organización que trabaja con distritos escolares para crear soluciones integradas de atención sanitaria en el campus, basadas en programas. ¿Tiene preguntas? Póngase en contacto con GetHealthy@campusclinic.org.

Fuente: http://blog.csba.org/healthcare-youth/

Tags :

Quiénes somos

Creemos que la asistencia sanitaria en el campus debe ser accesible, cómoda y asequible. Trabajamos con nuestros socios de los distritos escolares para crear soluciones sanitarias integradas y orientadas a los programas en el campus.

Siga con nosotros