Un novedoso planteamiento nacido de la pandemia lleva la asistencia sanitaria directamente al campus a los estudiantes

Blog

Un estudiante en edad escolar puede recibir asistencia sanitaria en el campus a través de Campus Clinics. El programa tiene contratos con 42 distritos escolares de California.

Por Laurie Hanson

En los días posteriores a la pandemia, un empresario ha encontrado la manera de llevar la asistencia sanitaria a las escuelas K-12.

"Si puedes pedir una hamburguesa a través de una aplicación y que te llegue a la puerta de casa, hoy deberíamos poder ofrecer asistencia sanitaria a los niños en los colegios", afirma Thomas Shaffer, Presidente de Campus Clinics. Aunque solo lleva tres años y medio trabajando en el ámbito sanitario, Shaffer se ha rodeado de expertos en la materia, lo que le ha permitido pensar sin limitaciones históricas con una perspectiva única de forma innovadora.

Durante la pandemia, trabajó como voluntario en la junta de un laboratorio de pruebas COVID sin ánimo de lucro, que era un recurso para realizar pruebas en el campus. Fue allí donde observó cómo estos recursos de pruebas estaban situados cerca de los estudiantes y el personal y cómo aumentaba la utilización de los recursos. "La pequeña diferencia de ubicación entre un centro de pruebas en el aparcamiento de un colegio y un carro de pruebas en un pasillo suponía una enorme diferencia en el número de personas que utilizaban el servicio", afirma. "A medida que las necesidades de las escuelas cambiaban de las pruebas COVID a la atención sanitaria física y mental, el laboratorio no estaba pensado ni bien posicionado para atender estas necesidades. Para ayudar a las escuelas a proporcionar recursos sanitarios in situ, Shaffer creó Campus Clinic. "Utilicé las lecciones aprendidas durante la pandemia para mejorar la ubicación y el acceso de los pacientes", explicó. "Ahora, los recursos sanitarios están a un aula o un pasillo de distancia de muchos estudiantes. Esto maximiza la asistencia y el tiempo de instrucción a la vez que impulsa la utilización de la asistencia sanitaria."

"Campus Clinic se encuentra en una posición única para satisfacer las crecientes necesidades de salud mental y física de los estudiantes de K-12, el personal y sus familias", dijo. "A diferencia de otros servicios que dependen principalmente de Telesalud, Campus Clinic coloca terapeutas, médicos, proveedores, enfermeras y otro personal médico justo en el campus de la escuela."

Un ejemplo es el acceso de Campus Clinic a los servicios de salud mental.

"Proporcionamos acceso a terapia presencial y telesalud no sólo en sesiones individuales, sino también a terapia de grupo y terapia familiar", explicó Shaffer. Para las necesidades de salud física, las Clínicas Campus ofrecen programas que permiten servicios de atención primaria in situ y en persona. Estos servicios pueden atender muchas necesidades inmediatas que un paciente podría atender en una clínica. "Las escuelas y las familias ven un enorme valor en los programas de prevención de brotes que ofrecemos", añadió. "A través de estos servicios, los alumnos y el personal pueden someterse a pruebas de gripe A y B, VSR y COVID en los campus escolares. Se ha demostrado que este programa [de salud física] aumenta la asistencia en más de un 1%, al tiempo que reduce la propagación de diversas enfermedades."

"Nuestra misión es llevar la asistencia sanitaria a los campus escolares, eliminar las barreras de acceso y crear una base de pacientes fieles en los centros que atendemos", explica Shaffer. La clave de su éxito es la atención presencial en el propio campus.

"Aunque también ponemos los servicios de telesalud a disposición de todos, creemos que los servicios en persona son de vital importancia", dijo. "Los servicios en persona tienen mejores resultados, reducen las ausencias y también aumentan la disponibilidad de recursos".

Shaffer aprendió el valor de esto a través de un amigo superintendente que explicó la necesidad de una escuela primaria desfavorecida describiendo cómo la clínica de salud basada en la escuela estaba a dos millas de la escuela. "Podría estar a treinta kilómetros", dijo su amigo. "Esta afirmación ha resonado en mí y me ha ayudado a definir el aspecto de nuestros programas", dijo Shaffer.

Las pruebas demuestran que los servicios en persona proporcionan más compromiso y mejores resultados a los pacientes que otras modalidades. Según Shaffer, este modelo de despliegue requiere que los programas de Campus Clinic se adapten a los espacios disponibles en el campus.

"En lugar de imponer a pacientes y padres la carga de buscar atención y conducir hasta un centro, creemos en el derecho a recibir atención allí donde estén los pacientes", explicó. "Operamos con un modelo móvil en el que los proveedores, terapeutas y otros recursos sanitarios se desplazan al campus en el que prestan sus servicios. Así se superan los problemas de transporte y acceso incluso en las zonas con menos recursos. Es un punto clave de diferenciación en nuestro programa y en la asistencia sanitaria en general." "A veces los proveedores trabajan una mañana en un aula modular vacía y rotan por la tarde al despacho de un vicedirector", explica Shaffer. "La flexibilidad es clave para desbloquear la oportunidad de atención sanitaria en el campus para las escuelas". Las plataformas universales de cribado de salud mental no son más que uno de los servicios que ofrecen las Clínicas Campus, lo que pone de relieve los objetivos y la cultura de la organización. Esta plataforma tecnológica basada en Internet está a disposición de los centros escolares como herramienta para identificar a los estudiantes que puedan padecer ansiedad o depresión. Las escuelas la utilizan para examinar a todos sus estudiantes varias veces al año para ver quién necesita recursos adicionales, según Shaffer. "Campus Clinic proporciona a los centros una herramienta de información en tiempo real que muestra los resultados de la evaluación por distrito, centro, curso e individuo", explica. "Nuestra herramienta envía inmediatamente un correo electrónico a sus consejeros y directores si se identifica un riesgo de autolesión". Campus Clinic también empareja el evaluador con el equipo Campus Success. Según Shaffer, este equipo de profesionales se pone en contacto con tutores y padres o alumnos que puedan necesitar apoyo en salud mental y los pone en contacto con terapeutas y proveedores. "Esto permite a los centros escolares estar tranquilos, sabiendo que no sólo sacamos a la superficie un problema, sino que lo conectamos inmediatamente con una solución y un recurso", explicó. "Esta conexión con los recursos permite a los colegios avanzar con confianza con este cribador universal". La cultura y los objetivos de Campus Clinics consisten en identificar las necesidades sanitarias allí donde se encuentren y conectarlas rápidamente con recursos de fácil acceso. "Nuestro cribador universal de salud mental y el programa de terapia ponen de manifiesto este objetivo y esta cultura", afirmó Shaffer. La financiación de los Campus Clinics puede obtenerse de varias formas sostenibles, añadió. Algunas son gratuitas para los distritos escolares y se financian a través de las compañías de seguros. Otras, que pueden tener un coste, se financian mediante subvenciones y otros mecanismos. Una característica única de Campus Clinics es que nunca se ha rechazado a ningún paciente por no tener seguro. "Trabajamos con un modelo en el que todos pueden recibir la atención que necesitan", afirma Shaffer.

Además, Campus Clinics cuenta con un equipo de habilitación de subvenciones que las localiza para los distritos escolares que, de otro modo, no conocerían estos recursos de financiación. Les ayudan a redactar y presentar las solicitudes de subvención. "Este programa de habilitación de subvenciones es gratuito para los distritos y les permite añadir recursos para apoyar nuestros programas", explicó. El éxito de Campus Clinics se mide de varias maneras, pero todas se centran en los resultados de los pacientes y los centros escolares, según Shaffer. "Si los pacientes y las escuelas están más sanos, eso es un éxito", afirma. Las historias que más les motivan son aquellas en las que han identificado una necesidad que no cuenta con un recurso, y Campus Clinics la satisface de tal manera que produce un buen resultado de una forma de fácil acceso, según Shaffer.

"Hemos aplicado este enfoque desde el norte de California hasta la frontera, y tenemos previsto ampliarlo a todo el país en los próximos años", afirmó. "Medimos la calidad de la atención a través de los resultados que produce en los pacientes, y nos sentimos muy alentados por los resultados que vemos. La salud mental de los pacientes está mejorando, y las necesidades de salud física se están abordando tanto de forma preventiva como reactiva."

En la actualidad, Campus Clinics tiene contratos con 42 distritos escolares y cientos de colegios, incluido el mayor distrito de enseñanza primaria de California, Chula Vista.

Fuente: https://www.loscerritosnews.net/2024/01/10/novel-approach-born-out-of-pandemic-brings-healthcare-directly-on-campus-to-students/

Tags :

Quiénes somos

Creemos que la asistencia sanitaria en el campus debe ser accesible, cómoda y asequible. Trabajamos con nuestros socios de los distritos escolares para crear soluciones sanitarias integradas y orientadas a los programas en el campus.

Siga con nosotros